Urología Avanzada Cancún

Dr. Abraham López Zepeda

Línea directa (998) 267 - 7484

Urgencias celular (998) 246 - 1555

Urología Avanzada Cancún

Dr. Abraham López Zepeda

Línea directa (998) 267 - 7484

Urgencias celular (998) 246 - 1555

Abraham López Zepeda

Urólogo
Dr. Abraham López Zepeda | Urólogo
Pro tip: Presiona el número de abajo para contactarnos. (998) 267 -7484 Urgencias celular (998) 246 - 1555

Prostatitis Crónica

La prostatitis crónica es una entidad clínica frecuente que engloba una multitud de problemas que pueden conducir a dolor pélvico crónico y / o dolor genital.

Sep 4

La prostatitis crónico puede dividirse en las siguientes categorías:

  • Molestias o dolor perineal.
  • Dolor con la eyaculación.
  • Molestias o dolor bajo de la espalda.
  • Orquialgia.
  • Frecuencia urinaria.
  • Dificultad para iniciar a orinar.
  • Ardor al orinar.
  • Dolor en el pene.

El dolor pélvico crónico puede dividirse en las siguientes categorías:

Prostatitis
Fig 1. Dolor pélvico

Categoría I (anteriormente denominado "prostatitis aguda"). Esta condición es una infección severa de la glándula prostática y en realidad no es una condición crónica. Puede cursar a la vez una infección activa del tracto urinario. Fiebre, escalofríos, y la retención urinaria (incapacidad para orinar) puede ocurrir pueden ser los síntomas de inicio, requiriendo hospitalización para manejo con antibióticos intravenosos.

Categoría II (anteriormente denominada "la prostatitis bacteriana crónica"). Los pacientes con esta afección suelen algunos o todos los síntomas ya mencionados En este caso, la infección se refugian dentro de los conductos de la glándula de la próstata. Típicamente, los pacientes con esta enfermedad suelen tener infecciones urinarias intermitentes cuando las bacterias pasan de la próstata a la orina. El tratamiento generalmente implica antibióticos administrados durante muchas semanas. Este tratamiento es difícil de seguir por muchos pacientes. Sin embargo la razón de un tratamiento largo con antibióticos es muy sencilla, los antibióticos prenetran poco la glándula prostática.y a veces las bacterias están dentro de pequeñas cálculos o piedras que actúan como reservorios de bacterias por lo que solamente retirando estos cálculos habrá cura.

Categoría III, el síndrome de dolor pélvico crónico (SPC). Es la causa más común de dolor pélvico en los hombres, y representan la gran mayoría de las visitas de los pacientes. Se divide en dos subcategorías: - Categoría A(antes denominado "prostatitis no bacteriana" o "prostatitis abacteriana") Esta forma de prostatitis se caracteriza por la presencia de inflamación en la próstata sin infección. - Categoría B (anteriormente denominado "prostatodinia") Esta forma de dolor pélvico crónico parece tener poco que ver con la próstata, probablemente esté relacionada con la disfunción de los nervios y / o de los músculos del suelo pélvico.

- Categoría IV Los pacientes con prostatitis Categoría IV no tienen síntomas. En este caso, la inflamación del tejido de la próstata y / o de sus secreciones son encontrados de manera casual en la evaluación de otros problemas urológicos (por ejemplo, durante la evaluación de la infertilidad o el cáncer de próstata). No hay tratamiento, no es necesario un seguimiento.

¿Qué haremos si usted consulta por dolor pélvico?

Una historia clínica detallada y un examen físico. Esta es la parte más importante de su visita, proporciona una visión de las pruebas que sin necesarias, lo más importante, qué terapias probablemente será útiles. Los pacientes a menudo han sido evaluados por los muchos médicos en el pasado. Cualquier estudio que usted ya se haya realizado, es necesario traerlo.

Exámenes de laboratorio: pueden incluir un análisis de orina, un cultivo de orina, pruebas de sangre (incluyendo el APE-antígeno prostático específico) y en algunos casos, una citología de orina (un examen para detectar células cancerosas en el tracto urinario). Un "masaje prostático" se puede realizar durante el examen físico.

Este procedimiento es un poco incómodo, ya que implica apretar la próstata durante un examen digital. rectal El líquido seminal obtenido en este examen o en la orina obtenida tras el exámen puede dar pistas para su diagnóstico. Curiosamente, algunos pacientes tienen alivio de los síntomas significativos después de este procedimiento.

Otras pruebas. recomendadas pueden incluir:

Pruebas para enfermedades de transmisión sexual. - Evaluación de vaciado de la vejiga. Normalmente se realiza con un simple ultrasonido en el consultorio. - La evaluación urodinámica. Esta es una prueba que evalúa la función de la vejiga y también puede proporcionar información acerca de los músculos del suelo pélvico.

Cistoscopia. Este procedimiento consiste en pasar instrumento flexibleque tiene un lente através de la uretra hacia la vejiga. La cistoscopia puede proporcionar información acerca de la inflamación, cicatrices, cáncer, cálculos en la vejiga o crecimiento de la próstata. - Los exámenes por ultrasonido. Puede incluir la ecografía de la próstata, el escroto y / o los riñones. - TAC o resonancia magnética de abdomen y / o de la pelvis.

Opciones de tratamiento

El Tratamiento del dolor pélvico crónico es individualizado para cada paciente y se basa principalmente en el diagnóstico y en la tolerabilidad a los medicamentos empleados u otras terapias requeridas. Los tratamientos son, por lo tanto, muy variadas. Estos pueden incluir:

  • Cambios en la dieta.
  • Modificación de la conducta.
  • Acupuntura.
  • - La terapia con antibióticos, antiinflamatorios, anestésicos de la vía urinaria, bloqueadores alfa y agentes antiespasmódico de la vejiga, relajantes musculares, antihistamínicos, agentes anticonvulsivos, terapia antidepresiva (muchos agentes en este grupo están indicados para "dolor neuropático"),Opioides atípicos terapia de Estupefacientes (en general, impartida por centros de tratamiento del dolor), Terapia Física, Inyección al grupo muscular afectado, Bloqueo del nervio pudendo, Botox ®, Colocación de un supositorio uretral, termoterapia de Termoterapia.

La prostatitis es la inflamación de la glándula prostática, una glándula del tamaño de una nuez localizada exactamente debajo de la vejiga en los hombres. La glándula prostática produce fluido que nutre y transporta los espermas. La prostatitis seguido causa dolor al orinar y dificultad para orinar. Otros síntomas de la prostatitis incluyen: dolor en la ingle, dolor en la pelvis o en los genitales y, en algunas ocasiones, síntomas de gripe.

La prostatitis afecta a hombres de todas las edades pero tienen a ser más comun en hombres de 50 años de edad o menores. La prostatitis puede ser causada por una gran cantidad de cosas. Si es causada por una infección bacteriana, usualmente puede ser tratada con antibióticos. Sin embargo, algunas veces la prostatitis no es causada por una infección bacteriana o una causa exacta no es identificada.

Dependiendo de la causa, la prostatitis puede mejorar rápido, ya sea con tratamiento o por sí sola. Algunos tipos de prostatitis duran meses o siguen apareciendo (prostatitis crónica).

Síntomas

Los síntomas de la prostatitis varían dependiendo de la causa. Estos pueden incluir:

  • Sensación de ardor o dolor al orinar.
  • Dificultad para orinar.
  • Orinar frecuentemente, particularmente en la noche (nicturia).
  • Urgencia para orinar.
  • Dolor en el abdomen, la ingle o la espalda baja.
  • Dolor en el área entre el escroto y el recto.
  • Dolor o incomodidad en el pene o testiculos.
  • Dolor al eyacular.
  • Síntomas de gripe.

Cuando ver a un doctor

Si usted está experimentando dolor pélvico, dificultad para orinar, dolor al orinar, o dolor al eyacular, vaya a ver a un doctor. Si no se trata, algunos tipos de prostatitis pueden causar una infección peor u otros problemas de salud.

Causas

La prostatitis bacteriana aguda regularmente es causada por tipos comunes de bacterias. La infección puede empezar cuando la bacteria transportada en la orina se filtra hacia la próstata. Para tratarse, se utilizan antibióticos. Si la bacteria no se elimina con antibióticos porque se esconde en la próstata, la prostatitis puede ser recurrente o puede ser difícil de tratar. Esto se llama prostatitis crónica bacteriana.

La infección bateriana no es la única causa de la prostatitis. Otras causas incluyen:

  • Problemas con el sistema inmunológico.
  • Problemas con el sistema nervioso.
  • Lesión en la próstata o en el área de la próstata.

En muchos casos, la causa de la prostatitis no es identificada.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de la prostatitis incluyen:

  • Ser un hombre joven o de mediana edad.
  • Haber tenido un episodio pasado de prostatitis.
  • Tener una infección en la vejiga o en el tubo que transporta el semen y orina al exterior (la uretra).
  • Tener un traumatismo pélvico, tal como una lesión por ciclismo o montar a caballo.
  • No consumir suficientes líquidos.
  • Usar un catéter urinario, un tubo insertado en la uretra para drenar la vejiga.
  • Tener relaciones sexuales sin protección.
  • Tener VIH.
  • Estar bajo estrés.
  • Tener males hereditarios (algunos genes pueden hacer a los hombres susceptibles a la prostatitis).

Complicaciones

Las complicaciones de la prostatitis incluyen:

  • Infección bacteriana en la sangre.
  • Inflamacón del tubo pegado al reverso del testículo (epidídimo).
  • Pus en la próstata.
  • Anormalidades en el semen o infertilidad.
  • Elevación del nivel del antígeno prostático.

Prostatitis, Cáncer y Antígeno Prostático

La prostatitis puede causar una elevación en los niveles del antígeno prostático, una proteína producida por la próstata. Un examen de los niveles de antígeno prostático es usada generalmente para revisar la existencia de cáncer de próstata. Las células cancerosas producen más antígeno prostático que otras células no cancerosas, por lo que niveles arriba de lo normal en la sángre pueden indicar cáncer de próstata. No obstante, condiciones distintas al cáncer de próstata, incluyendo la prostatitis, también incrementan los niveles de antígeno próstatico. No hay evidencia directa de que la prostatitis pueda ser una causa del cáncer de próstata.