Urología Avanzada Cancún

Dr. Abraham López Zepeda

Línea directa (998) 267 - 7484

Urgencias celular (998) 246 - 1555

Urología Avanzada Cancún

Dr. Abraham López Zepeda

Línea directa (998) 267 - 7484

Urgencias celular (998) 246 - 1555

Abraham López Zepeda

Urólogo
Dr. Abraham López Zepeda | Urólogo
Pro tip: Presiona el número de abajo para contactarnos. (998) 267 -7484 Urgencias celular (998) 246 - 1555

Cáncer de Vejiga

Diferentes tipos de células en la vejiga pueden volverse cancerosas. El tipo de células en donde el cáncer comienza determina el tipo de cáncer en la vejiga.

Sep 4

El tipo de células en donde el cáncer comienza determina el tipo de cáncer en la vejiga. Y el tipo de cáncer en la vejiga determina el tratamiento que pueda funcionar mejor.

Los tipos de cáncer en la vejiga incluyen:

  • Carcinoma de célula transicional: El carcinoma de célula transicional ocurre en las células que alinean dentro de la vejiga. Las células transicionales se expanden cuando la vejiga está llena y se contraen cuando está vacía. Las mismas células se alinean dentro del uréter y uretra, y los tumores pueden formarse en esas zonas también. El carcinoma de célula transicional es el tipo más común de cáncer en la vejiga en Estados Unidos.
  • Carcinoma de célula escamosa: Las células escamosas aparecen en la vejiga en respuesta a una infección o irritación. Con el paso del tiempo, pueden volverse cancerosas. El cáncer en la vejiga de células escamosas es raro en Estados Unidos. Es más común en partes del mundo en donde ciertas infecciones por parásitos son una causa prevalente de cáncer en la vejiga.
  • Adenocarcinoma: Comienza en las células de las glándulas que producen secreción de mucosa en la vejiga. Es un tipo de cáncer raro en Norte América. Algunos casos de cáncer en la vejiga involucran más de un tipo de célula.

Factores de riesgo

Factores de riesgo que pueden incrementar la posibilidad de padecer cáncer en la vejiga incluyen:

  • Fumar.
  • Edad avanzada.
  • Ser de piel blanca.
  • Ser hombre.
  • Exposición a ciertos químicos.
  • Tratamiento previo de cáncer.
  • Tomar ciertas medicaciones para diabetes.
  • Inflamación crónica de la vejiga.
  • Historial familiar o personal de cáncer.

Causas

Estos tumores se clasifican con base en la forma como crecen:

  • Tumores papilares que lucen como verrugas y están adheridos a un tallo.
  • Tumores no papilares (sésiles) que son planos y mucho menos comunes, pero son más invasivos y tienen un pronóstico peor.

La causa exacta del cáncer de vejiga se desconoce. Sin embargo, varias cosas pueden hacerlo a usted más propenso a padecerlo:

  • Fumar cigarrillo. El tabaquismo incrementa enormemente el riesgo de desarrollo de cáncer vesical. Hasta la mitad de todos los cánceres vesicales en los hombres y algunos en las mujeres pueden ser causados por el consumo de cigarrillo.
  • Exposición a químicos en el trabajo. Aproximadamente uno de cada cuatro casos de cáncer vesical es causado por la exposición ocupacional a químicos causantes de cáncer, llamados carcinógenos. Las personas que están en mayor riesgo son los pintores, los camioneros y aquellos que trabajan en la industria del cuero, el aluminio y el caucho, al igual que quienes fumigan con insecticidas.
  • Quimioterapia. El fármaco quimioterapéutico ciclofosfamida puede incrementar el riesgo de cáncer de vejiga. El médico puede recetar un medicamento para reducir este riesgo.
  • Radioterapia. Las mujeres que han recibido radioterapia para el tratamiento de cáncer de cuello uterino tienen un riesgo mayor de sufrir cáncer de vejiga.
  • Infección vesical. Una irritación o infección vesical prolongada (crónica) puede conducir a un cierto tipo de cáncer de vejiga.

Complicaciones

El cáncer en la vejiga sucede con regularidad. Por esta razón, los sobrevivientes del cáncer en la vejiga tienen que seguir llendo a realizarse pruebas después de un tratamiento exitosos. Qué tipo de pruebas dependen en el tipo de cáncer en la vejiga y el tratamiento que se proporcionó, entre otros factores.

regunte a su doctor para crear un plan de seguimiento para usted. En general, los doctores recomiendan una prueba para examinar el interior de la uretra y vejiga (cistoscopia) cada tres a seis meses por algunos años después del tratamiento de cáncer en la vejiga.

Después, puede que necesite cistoscopia cada año. Su doctor puede recomendarle otras pruebas. Las personas con cánceres agresivos tienen que hacerse pruebas de imagenología con más frecuencia.